• La Auténtica Conducción Deportiva resulta del conocimiento técnico y el entrenamiento necesario y adecuado para controlar el auto con seguridad ante cualquier circunstancia y con la máxima eficacia posible.

 

  • El objetivo del piloto consiste en dominar el bólido al límite de sus características y de la pista. La responsabilidad del conductor en el tránsito cotidiano es la de evitar una situación límite, eventualmente dominar el auto y salvar un accidente, o en lo posible,  reducir al mínimo las consecuencias.

 

  • Si bien las consecuencias de un incidente dependen de la velocidad, la situación límite depende de la relación distancia/tiempo. Por ejemplo, resolver una maniobra evasiva en 16 metros a 60 kph, es tan crítica como reaccionar en 55 metros a 200 kph, en ambos casos tan solo tienes un segundo para hacerlo bien… o nunca.  

 

  • Educar nuestros reflejos por medio de las técnicas de conducción y su correspondiente ejercicio, nos permite dentro de lo humanamente posible, reaccionar con anticipación y efectuar la maniobra correcta de acuerdo a las circunstancias.

 

  • La adecuada posición de manejo es imprescindible en orden de una conducción confortable y conveniente para extraer el máximo potencial de uno mismo en el control del automovil.

 

  • En la conducción, la vista es el único y fundamental sentido de anticipación. El campo visual se proyecta de modo dinámico y constante a una distancia directamente proporcional a la velocidad de desplazamiento.

 

  • Basado en el conocimiento técnico y un razonable entrenamiento, el piloto logra comprender la dinámica del automóvil, optimiza las técnicas de manejo y aprovecha al máximo su potencial y el del medio mecánico.

 

Fondo autos técnicos diploma 2

 

Estos conceptos básicos y muchos más, los podrás experimentar en el Curso de Pilotos. Además del desarrollo teórico-demostrativo inicial, en el que tus sentidos comienzan a comprender la dinámica de la conducción, tendrás la oportunidad de desarrollar la correspondiente práctica, sumando una importante cantidad de kilómetraje en la pista y sobre automóviles de competición, único método eficaz para comprender y valorar la Conducción de Alto Rendimiento y el control del automóvil bajo cualquier circunstancia.